Blogia
Erase Una Vez

La Buena Educación

La Buena Educación

- ¡¡Ay, Mariano, amorcico de mi vida y de mi corazón!!

Ese grito de mujer (fue un grito, sí, y fue de mujer, sí) venía del pasillo de las cervezas. Así que dejé de ordenar el inordenable carrito del Carrefour y picado por la curiosidad de ese amor tan ardiente asomé indiscreto el radar para ver más de la escena.

- ¡Me cago en tó lo que tiene patas y se menea!

Siguió la buena mujer, pero gritando menos apasionada, más controlada, más dolorida. Y tiró su zapato al suelo con rabia, con ganas de dejarlo huérfano de tacón. Su cara era mezcla de puro dolor y odio y mientras se masajeaba el pié desnudo con una mano, con la otra le daba golpes a las piernas del marido.

- ¿Pero es que no me has visto?
- Que sí, pero ha sido sin querer. Perdona, mujer
- ¿Sin querer?, ¡¡¡¡¿Sin querer?!!!!.

Y le dijo de todo menos guapo.
Él la quiso ayudar a levantarse pero ella no le dejó. Con prisas recogió el zapato del suelo, se lo ajustó y sin atender los balbuceos del marido le dio una bofetada en el brazo que seguro hubiera querido dar en la cara y se alejó cojeando por mitad del pasillo central a rebosar de gente, quitando pellejos, despotricando.

- ¡Sin querer!, ¡¡Sin querer!!. ¡¡Anda y déjame tranquila!!

El marido se queda con el carro en mitad de la nave mirando cómo se va cabreada. Con la boca abierta. Incrédulo. Resignado.
Se queda como escribiendo mentalmente 500 veces “No volveré a pisar los juanetes de mi mujer con el carro del Carrefour lleno”.
Se queda como asustado pero sereno. Debe saber que tiene las llaves del coche en el bolsillo y que por eso se libra de no regresar a casa andando.

Entonces me miró, me sonrió y me dijo:

- Hay que ver qué educada es mi mujer, que antes de nada me ha dicho que me quería.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

mox -

Amélie, je,je, llevas toda la razón. La mala uva que le entró a la mujer la disfrazó de ironía.
Un beso.

Amélie Poulain -

Me encanta la primera frase, "Ay, Mariano amorcico de mi vida y de mi corazón", es una especie de "la madre que te trajo pedazo de animal" pero con cariño. Y en cuanto a él, con ese sentido del humor se merece mucha educación, toda la del mundo.

mox -

Esos ojos a mí me recuerdan a aquellos otros que se maquillaban exageradamente para dar expresividad en el cine mudo.
O puede que se parezcan a los vampiros de las pelis de terror. Por eso dices que da miedo...
Pero en este momento de sus vidas, ésa es su mirada... la más sincera que puede ofrecer.
Un besote.

Rosi -

No dudo que se esté exhibiendo y que él le guste mostrarla. Mira como le coge la cadera. Parece como si quisiera decir: Veis es mía contemplarla.
Pero a mi me siguen dando miedo sus ojos...

mox -

Malasanta, jejeje, ante todo las formas, sí...
Pero no son de Córdoba ni de Jaén. Son formas murcianicas.
Un saludo.

Rosi, jajajaajaja, de inútil para arriba... jajaja. (¡¡Mira que romper la botella-de-vinooo!!)
Otra cosa. La mujer de la pintura se exhibe. Te come con los ojos y se exhibe para que todos sepan que puede devorar gente... Y a su pareja le gusta que sea así. Es más. Si no fuera así no estarían juntos... ¿No crees?
Son ojos inquietantemente audaces.

coco, jajajjajajaja, al final es la señora de la limpieza la que arregla el desaguisado.
Los jueces especializados en divorcios tienen que tener complejo de señoras de limpieza de supermercados, jejeje.
Un abrazo... (¿Sobrevive el gato?)

mox -

lola, sí que jode, sí, jejeje, y tenías que haberle visto la cara que se le quedó cuando su mujer lo dejó plantado en mitad del pasillo, jajaja.. Un beso atropellado.

lunaaaaa, los juanetes me dolieron hasta a mí, jeje. Esa pareja deberían tener 30 o 40 hijos y llevaban el carro para suministrarlos por lo menos dos meses, jajaaja. Pobre mujer....
Un beso de juanete contento.

coco -

jajajaja. Lo mejor es cuando alguien que no te toca nada te magulla la pantorrila. Entonces, o te haces el educado con una falsa sonrisa, o directamente le dices que es gilipollas y si no ve por donde va.
Acabo de recordar otra imagen de supermercado, ella mirando la etiqueta de un tarro de cristal, a punto de tirarlo dentro del carro. Él, despistado, que empuja el carro alejándose. Ella, que no se da cuenta y lanza el tarro al vacío. CLASSSSSCRISSSS. Cristales en el suelo mezclados con algo verde denso. Él: pero qué haces, estás tonta?. Ella: Pero pa qué te mueves?
Él: es que to lo haces igual.
Ella: siempre tienes que joder la marrana.
Morros... y la señora de la limpieza.

Rosi -

Mox el episodio realmente es para contarlo. El sábado pasado vi una escena parecida. Cambiaba el super, Mercadona y ella en vez de buena educación era una hortera de mucho cuidado. El señor se disponía a coger una botella de vino y se le cayó una. Había que ver a la buena señora las formas que le tenía al santo varón. En ese momento prometo que me hubiera convertido en carro de la compra, en comida de perro, o en bolsa de basura. De todo menos seguir escuchando perteneciendo al ¿¿ “sexo débil”??

Rosi -

Me asusta los ojos de la chica de la pintura.

Malasanta -

jajajajaaaa
Ante todo las formas jajajaj
que por cierto, son formas para mi muy familiares, son como de Jaén o Códoba ¿puede ser? :-)
Un abrazo.

lunaaaaa -

jajajajjajajaja..."le dijo de todo menos guapo"...pero con educación y cariño...ay Mox.....que escena...Besos de juanetes doloridos

lola -

Ja,ja,ja..
Lo siento por Mariano, pero realmente jod... mucho que te pasen el carrito lleno por encima del pie.
Pero ese hombre es un santo, me pregunto si a todo le encuentra el lado positivo. Suerte de las llaves o me veo al buenazo volviendo a patita mientras su señora muy educadamente lo intenta atropellar con el coche familiar.
Un besazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres