Blogia
Erase Una Vez

Sin ojos

Sin ojos

Me he sentado en un taburete sin respaldo en mitad de mi dormitorio a las doce del medio día, he cerrado las ventanas a cal y canto, he apagado los apliques de las mesillas, he puesto toallas debajo de las puertas para evitar destellos de cualquier luz y he dejado que la oscuridad más absoluta me envuelva.

Cierro los ojos. Respiro profundo y lento. Vuelo.

---------------------------------

Pasan diez minutos

---------------------------------

Abro los ojos para perderme en la oscuridad.

Estoy aquí, sentado en mitad de una habitación sin vistas, totalmente cerrada al aire exterior y supongo que al aire interior también, escuchando el tenue aullido de un furioso viento de tormenta al regatear los obstáculos que me protegen de su poder. Protesta el plástico de las persianas al combatir su empuje y golpea como tambor irregular las rendijas de metal que las encaja. Los ojos no me sirven. Y en este momento no me importa que no me sirvan

No dejo penetrar ninguna brizna de luz y se cuelan rayos de viento en esta alcoba. Así pienso que es mi vida. Llena de ruido y escasita de luz.

Me acuesto en la cama, me ovillo y ¡vuelo!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

mox -

Cervinia, todo pasa por nuestro querer aislarnos de vez en cuando, aunque afuera el día sea de perros.
Un beso

Manuela, quizá sea agobiante, pero es que algunas veces hay que levantar muros y hablar un poco contigo mismo, y cuando se nos va la mano lo hacemos en verano y a pleno día. De todas la noche es mi tiempo natural de hablar conmigo.
Un besote.

lokura, llevas toda la razón, que la vida es un vagón de tren, que sólo somos pasajeros que nos entrecruzamos y que nos alegra cuando nos encontramos con otros cercanos a nosotros y nos ayudan a pasar noches largas...
Beos a Mil

lokura -

Siempre he pensado que la vida es como un viaje de tren... tu tienes la cabeza apoyada en la ventanilla y sube alguien... que te acompaña un tramo... y mas tarde sin saber porque se apea en una estación. Era su parada. Te quedas un rato solo hasta que vuelve a subir alguien que tal vez viaje contigo un par de horas... y solo aquel que va al mismo sitio que tu, te acompaña todo el viaje.
Pasajeros, en el fondo somos pasajeros.
Y la luz... como en todo viaje, siempre hay tuneles, noches demasiado largas y silencios que gritan desde dentro hasta afuera... pero todo son tramos, pasos a nibel. Ni la luz ni la tiniebla duran demasiado.Ademas a fuerzas de estar a oscuras uno se acostumbra a esa tonalidad de poca luz y.. bueno, acaba viendo o intuyendo alguna sombra.
Mil y un abrazo de esos que son incandescentes y luminosos.

Manuela -

Mox,
a mí me ha agobiado bastante eso de la falta de luz. Todo tan cerrado, volar dentro de uno mismo, estar sin ojos en medio de una habitación ciega,... A mí todo eso me suena a locura, y me aterroriza.
Anda que si lo llego a saber iba a venir a leer a estas horas tu post.
Pero me ha gustado mucho.
Un beso.

cervinia -

"sal a buscar la rosa de los vientos prende la luz en el cuarto trastero, afuera hay un dia lobos de luna y perros, y un libro de aventuras para ti...
voy parar en seco bajo la media luna y anclarme en ti"
LUZ CASAL

mox -

Es volar por dentro, Arca. Es hablar sin palabras conmigo. Es estar a solas.
Otro abrazo para tí.

Arca -

Escasita de luz, pero con poder para volar?Vuelas para escapar o para encerrarte, para ir o para esconderte?después de cada tormenta hay silencio, y calma, y un olor a tierra mojada de puta madre. A lo mejor, si dejas los ojos abiertos suficiente tiempo comienzas a ver el hilo de luz que sale del ovillo que eres en la cama. Y si aún no lo ves, te mando un abrazo grande para que te metas dentro y te refugies del ruido
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres