Blogia
Erase Una Vez

La hora golfa

La hora golfa
Entre las tres y las cinco de la mañana. Ya sabéis. La hora golfa. Oí una queja. Pero ni caso. Seguí a lo mío. Y entonces una mano me toca la espalda. Me la palpa como para convencerse de algo. Luego, no contenta se va a la cabeza. También, como para convencerse, da dos o tres palmaditas en la coronilla. Pero creo que no ha acabado de convencerse. Porque después de todo, nada la impide palpar un trozo de cara mal afeitada. Varias veces. Arriba y abajo. Abajo y arriba.
Ya convencida, la mano se posa en mi cadera. En el hueso. Glup. Escalofrío sensual. Respuesta inmediata. Se me levanta. ¡Sí! ¿pasa algo?. Me aprieta para fijar mejor la posición. Abro los ojos como Amenabar. Sonrisita tontita. Y mi cerebro mensajea al sudor, que se prepare, que preparados, que listos, que... que no. Que ahora me zarandea.
- Mox.... Mox.... el crío. Que quiere zumo.
- Brurmpfgrrrr. Son las...
- ¿Estás empalmado?
- ¡Sí! ¿pasa algo?
Y me levanté de la cama, con el sueño roto, dolido de intenciones malintencionadas y moxqueado como cualquier moxca con expectativas desexpectativadas a darle zumo al niño.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

mox -

lola, jajaja, pues no. No pudo ser.
Un beso.

lola -

Perdona Mox, este anonimo es mio, ando pelin despistada.
Otro beso

Anónimo -

Es lo que tienen los niños, 24 horas de mimos.
Pero estoy segura de que supiste sacarle partido al desvelo.
Un beso

mox -

Serch mucho, MUCHO, MUUUCHO. (ya te llegará, ya) ;-)
Malasanta, jajajaja, tú no sabes lo que nos gastamos en zumos.
Wollfo jajajaja si te suena la situación es que padeces serios problemas de insomnio y de autoestima cabreada.
Bienvenido por aquí. Entra sin llamar a esta tu casa.
Por cierto, que lo tuyo sí es poesía. Menudo cántico al culo. ;-)
(me ha gustado tu blog. Un saludo para darte moral).
Anónimo jajaja, ya sabes: lo que bien empieza...
Oye, que si no has comentado antes, bienvenid@ por esta tu casa (es que no sé si el "Anónimo" que comentó hace un par de post eras tú). Un abrazo.
Mosquita!!!, jajaja, tienes ganas de volar y no te das cuenta que estás en el congelador iniciando el vuelo.
Yo también esperaba acabar lo que la imaginación me despertó, pero como que se diluyó en el viaje de ida y vuelta al mundo del zumo.
Un beso volante decaido. ;-)
lunaaaaa ¡¡NI MUCHO MENOS!!. La risa da salud.
Un fuerte beso. Me encantó el otro día.
Bo, jajaja, si yo te contara... En mi caso los separa.
Y a la vuelta qué mas quisiera yo, qué mas quisiera. Volví alicaido y me encontré con mi pareja dormida, y claro no tuve coxones pa despertalla.
Me alegra tu visita. Ánimo.

Bo Peep -

Si es que siempre se ha dicho que los niños unen mucho a las parejas, jajajaja. Porque claro lo que pasó a la vuelta te lo callas como un condenado, eh?

lunaaaaa -

si me rio.....te sentirias herido?...jajajajajja....perdona...pero es que tienes hijos hermosossssssssssssssss

la mosquita -

jaja, no hay nada peor que dexpectivar a una mox con ganas de volar. jum. Espero que después pudieses encontrar esa mano en la cadera, glup! y que todo acabara el alto. ji :)

Anónimo -

Con lo bien que habia empezado...:)
un beso

Wollfo -

jajajaja, qué bueno...
Y cómo me suena la situación... genial, Mox, genial, muy divertido.

Malasanta -

Es lo que tienen los niños-mosca, siempre están sedientos de nectar de frutas ajajjajajajja

Serch -

Jejejejeje, cómo jode, cómo jode...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres