Blogia
Erase Una Vez

Rostro a un nombre

Rostro a un nombre Hace tiempo, inicié conversaciones telefónicas con una fábrica cliente nuestra, en concreto con el encargado de recepcionar la mercancía que mandábamos desde nuestra empresa. Como eran buenos clientes hablábamos casi a diario y la conversación que empezó siendo un escueto "lo necesito para ayer", terminó siendo un extenso "...y tengo una hija en la Universidad que...". Un buen día fuimos a hacerles una visita de cortesía.

Sabía que lo conocería.

Me imaginaba un hombre de unos cincuenta años, bajito, regordete y no sé por qué calvo, con muchas ojeras, manos grandes y mirada de buitre.

- Justo, te presento a Mox; Mox, éste es Justo.

Un fuerte apretón de manos que se mantuvo más tiempo del debido y un intenso intercambio de miradas. A Justo no le hice justicia. Era alto, de pelo recio, abundante y canoso, era delgado pero fuerte, acostumbrado a hacer deporte, tenía ojeras, las manos grandes y fuertes y mirada de buitre. Tendría unos cuarenta y pocos.

Me separó del grupo y me mostró las instalaciones, me habló de su hija, de sus ocios y de sus fobias. Le hablé de mi hijo, de mis playas y de mis miedos, y sólo al despedirnos me investigó:

- Te hacía mas mayor, y más alto.
- Pues yo te supuse con ojeras y con mano grandes.
- Ya ves que sí.
- Ja,ja, ya ves que no. Eso sí, me imaginaba la mirada que gastas.
- Je, je, ¡Vaya! ¡qué ojo!

Tardé unos cuatro meses en ponerle rostro a ese nombre...

Hoy, tras otros cuatro meses, he puesto otro rostro a otro nombre del que lo único que me podía imaginar era una mirada dulce. Y en lo dulce de la mirada tampoco me equivoqué, la mirada de Ess.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

mox -

Chihiro, Ess sólo mira desde su blogg y no me he equivocado en mucho de la idea que yo tenía. Cuando ví su portada, me vino a la mente la anécdota que he contado.

Ess, de nada, no es para menos.

Bo, la sonrisa de Ess también la tengo en mente... y la tuya.

Bo Peep -

Sí, es curioso, a mí me ocurre algo parecido. Pongo cara a casi todos y a veces hasta con sonrisa. :)

Ess -

gracias, mox, gracias por esa suposición tan favorable.
Besos.

Chihiro -

:)

La verdad es que con esto de los blogs también te llevas cada sorpresa, y no me refiero sólo al físico en sí. Durante mucho tiempo creía que un blogger al que leía era una especie de Ned Flanders de los Simpsons, no tan exagerado, claro, porque entonces leerle hubiese sido insufrible XD En realidad más que nada era el diseño del blog, la manera de expresarse, y que daba la impresión de tener una mentalidad tradicional (tampoco lo digo en sentido despectivo). El caso es que hace poco me enteré de que es hippy, lleva el pelo larguísimo y es de lo más moderno XD
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres