Blogia
Erase Una Vez

Embotellamiento

Embotellamiento

Escuché el pequeño gran grito desde la cocina y, extrañado, rebusqué en la galería y entre el geranio y el romero, encontré a Tarzán agarrado a una liana, con un tropel de monos comandados por chita detrás y Simba persiguiéndole.

Así que los metí a todos en un frasco de cristal, que no quiero líos, que luego se me quejan los vecinos del escándalo que llevamos en casa y no es plan. Cuando llegaron mis críos, le metieron un trozo de plátano para que comieran y me preguntaron si harían capullos de seda, como los gusanos. Les dije que no, que como mucho habían hecho el capullo huyendo de la selva y que había que devolverlos.

Mi mujer me dijo que la única selva que conocía era la de las grúas a las afueras de la ciudad. Y allí, efectivamente, todos los cientos de edificios nuevos tenían al menos una con un enorme brazo contrapesado del que colgaban como lianas cables de acero. Te podías imaginar a los monos peleándose con los albañiles y tirándoles ladrillos, a Tarzán luchando a brazo partido con el promotor y me gustó la idea.

Dicho y hecho. Todos al coche. Canciones de viaje (Hola don Pepito, la Gallina Turuleta, Winky-Winky araña, el barquito chiquitito y el veo veoo ¿qué ves?...), con los monos y Simba vomitones (paramos dos veces) y al fin llegamos al embotellamiento.

Los niños aplaudieron porque esta vez, el Ministerio de Transporte y Comunicaciones había contratado a Zidane, a Ronaldinho y a Fernando Alonso que iban de coche en coche firmando autógrafos y fotografiándose con todos, repartiendo sonrisas. Mi mujer se quejó porque se acordaba que la semana pasada habían fichado a Javier Bardem y a Antonio Banderas... y yo, que suspiraba por Cayetana Guillén Cuervo, Uma Thurman y Nicole Kidman, no veía la hora de que llegara el embotellamiento de la semana que viene, porque estaban anunciadas...

En el puesto de avituallamiento del kilómetro 5, nos bajamos a que nos dieran masajes en los pies y a por los sandwiches, que esta semana eran catalanas de ibérico con tomate. Mientras tanto, los equilibristas, funambulistas, contorsinistas, magos y payasos deleitaban al embotellamiento arrancando ruidosos aplausos al personal. De mala gana observamos que los coches comenzaban a tomar velocidad de nuevo, aunque aún dio tiempo a mojarme la cabeza un par de veces en los puestos-maratón con las esponjas chorreando agua y servidas por gente muy amable vestidas de Red Bull que te animaba y aplaudía para que no desfallecieras.

Cuando llegamos al final, la Guardia Civil nos felicitó y nos dio dos puntos para el carnet. Por último, el funcionario de turno nos condecoraba con la medalla a la paciencia (hoy no era muy importante el atasco y no estaba el alcalde, qué le vamos a hacer), y tras dos horas para recorrer 30 Kms, llegamos a la Selva de Grúas de Nueva Ciudad.

Nada más bajar, dos vendedores nos asaltaron para que compráramos pisos. Uno de ellos nos ofreció un diez por diez en la planta diez, nos daba diez mil y nos dejaba que lo probáramos diez meses, pero el otro mejoró la oferta a doce mil y doce meses. Contraatacó el primero con quince mil y quince meses y el segundo ofreció veinte mil y veinte meses, pero yo les dije que se pusieran de acuerdo y les dejé discutiendo un rato mientras liberaba a Tarzán y los demás que se subieron en seguida a una liana y con un pequeño gran grito de los suyos se despidieron de la familia. Lloramos un litro como es costumbre hacer en las despedidas y regresamos con los vendedores.

- Déjese querer, hombre, le doy el piso, treinta mil y treinta meses.
- Nada, nada o me dan cuarenta mil y cuarenta meses o no se lo compro.

No aceptaron, por supuesto, pero es que no sabía cómo quitármelos de encima.

Volvimos a tiempo de acostarnos dos horas y con otra medalla esta vez impuesta por el alcalde. (Yo me quejé porque iba a llegar tarde al trabajo y me otorgó una bula especial embotellamiento para que la presentara en el trabajo y me dieran un día más de vacaciones pagadas doble. Ya sabéis el que no llora no mama.)

La verdad es que, después de todo, el embotellamiento de esta semana había estado muy bien.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

mox -

Gracias, Thunder, ojala todos los atascos fueran parecidos.
Bienvenido por aquí.

thunder -

precioso cuento...me encantó

fd -

edfsefd
http://img92.echo.cx/img92/1813/perfume16vg.jpg

mox -

¡Qué va! Yo no me ofendo, ahora que las compresas....

Malasanta -

A esto le pones un fúmfum fúmfum fufufúmfum y te queda un anuncio de compresas de lo mas coqueto. jajajajajaja
(espero que no te moleste el "simil")
Me he divertido mucho.
Un abrazo.

mox -

Javi, Es que la Kidman es mucha Kidman, Javi, y si la contratan para el próximo embotellamiento, todos querrán embotellarse ;-)

coco: Tarzán ha dejado su oficio de hombre mono y ahora se dedica a embotellarse por que le molan los espectáculos a pie de carretera.

lola, pero eso de apodar es el deporte nacional:
que si me haces el favor de arrancar el coche para que podamos movernos todos, que si no te importa darle unos centímetros más para que pueda torcer a la derecha, que yo me voy por allí, que no faltaría más, que con mucho gusto... y todas esas historias que salen en los cuentos de hadas.

Rosi, no sabes lo que estás diciendo, pero allá tú. El esqueleto del último que vijó en la parte de atrás con mis niños, está allí como aviso a navegantes...
Y sí están locos estos romanos, como diría obelix, bueno, estamos locos.
Un beso

Rosi -

Yo creía ser la única loca despierta a esta hora.
Buenos días y si te apetece dejé café.

Rosi -

A mi me entraron ganas de abrir la puerta de atrás de tu coche y hacerme sitio entre tus niños.
¡¡como que el domingo cojo y me vengo de la playa a hora punta para que me pase lo mismo¡¡

lola -

Valeeeee! Aceptamos atasco como parque tematico.
Si lo que no te pase a ti por la cabeza...
Aqui somos mas sosos, nos limitamos a pitar y apodar a la familia del de delante.
un beso

coco -

Visto así hasta dan ganas de pillar uno. Me pregunto si tarzán pensará lo mismo. Y la mona chita, ¿seguirá con su apellido de soltera? (angaua)

El pais de las Maravillas -

Yo quiero vivir en tu mundo, para saltar de atasco en atasco, luchando por que cada dia sea mas divertido que el siguiente, yo quiero ver a nicole Kidman y hacerme fotos con ella, yo quiero ser habitante de tu mundo de sueños.

Saludos gordos y con medalla
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres